El terror es mudo (Fragmento)

Expongo a vuestro escrutinio la carta que recibí hace unas semanas, sin censuras, sin cortes, tal y como fue redactada. Baste saber que lo que predice en su final es una realidad, una realidad a la que la prensa ha hincado el diente con el desparpajo del carroñero.

“El terror, el auténtico terror, es mudo.

Sé bien de lo que hablo.

El terror de verdad no necesita palabras, sonidos, ni tan siquiera gestos. Se basta a sí mismo. No es un histrión, sino un demonio silencioso que corroe como el desamor o la miseria…

Correos en Zaragoza

Anuncios